martes, 10 de noviembre de 2009

Cuarto de siglo

Y ya hemos llegado.

Sabeis cuando somos jovenes, cuando cumplimos 18 o por ahí, que parece que falta tantísimo para llegar a los 25 que por lo tanto mentalmente te marcas esa fecha como un antes y un después? ... como el paso de tu vida de joven a adulto? Es posible que muchos de vosotros nunca hubierais hecho esa tonteria, pero yo si. Yo me imaginaba de una manera muy concreta a mis 25 años, y ese momento ya ha llegado y adivinad que? No he cumplido nada!!!! No debería sorprenderme, al fin y al cabo ese es mi estilo!

La verdad es que el envejecer no es lo único que ha hecho que este día sea más difícil que otros, mi idiotez natural, por otro lado, es la gran culpable de eso.

Vereis, tengo una gran familia, dos padres, dos hermanos, dos abuelas, y cantidad de tios y tias y primos y primas que son como mis padres y hermanos. Tengo mis amigas de toda la vida, mis nuevos amigos, mis compañeros y mucha gente que posiblemente se acordaría de mi cumpleaños, pero por motivos que ya todos sabeis me pasaba los días fantaseando con la idea de que M apareciera a la salida de clase con algún regalo y unos globos ... en plan película nauseabundamente pegajosa.

Hace tiempo que no lo veo y a penas podemos hablar por teléfono, nuestras vidas se han distanciado mucho y es algo que me apena cada día de mi vida, pero por muy separados que le sintiera tenia esa absuuuuuuuuuuuuuuuuurda fantasía de que se acordaría y haría un gran acto público. Si, lo se ... tonterías, pero no dejaba de pensar en si el se acordaría o no, en si me regalaría el momento de saber que en el kaos que es hoy por hoy su vida se había tomado el momento para pensar en mi, y si eso no pasaba, sabía que iba a ser un día de mierda.

Son casi las 12 de la noche, he cumplido 25 años. El no se ha acordado.

No hay comentarios: